Novedades

Llega a los cines la historia de un Beatle desconocido

Hace muchos años, Ringo Starr se enfermaría antes de realizar su primera gira mundial con la banda más icónica del momento, y por ello Brian Epstein, representante del grupo, convocó a un joven músico que lograría cubrir al cuarto beatle y realizar el sueño de muchos aficionados.

Esta increíble experiencia fue vivida por Jimmie Nicol, quien formó parte de los Beatles en 1964 durante 13 días. El afortunado aprendió en 24 horas el repertorio de los Fab Four y se embarcó en un tour de diez conciertos en cinco países, que empezó en junio de 1964 en Dinamarca y terminó días después en Australia, cuando un Starr ya curado recuperó su lugar.

Durante su corta estadía con John, Paul y George, fue un Beatle más; dio entrevistas como parte del grupo y saboreó todas las mieles de ser un protagonista de la Beatlemanía. Terminada su labor, Nicol recibió un cheque de 600 dólares, un reloj de obsequio y volvió en soledad a Londres, donde intentó sin suerte durante años seguir con su carrera musical, hasta que cayó en el completo olvido.

Ahora esta emocionante vida será reproducida en los cines gracias al hijo de Roy Orbinson, Alex, quien consiguió los derechos del libro que relata la historia, The Beatle Who Vanished (El Beatle que desapareció).  A su vez, mencionó que se sintió intrigando “por el hecho de que Nicol fue invitado a estar detrás de la cortina y fue un Beatle legítimo, con todos los beneficios, y luego fue abandonado en un aeropuerto. La segunda mitad de su historia se convierte en un misterio. Creo que tiene un atractivo para las masas“.